viernes, 24 de junio de 2011

Sobre un fusil de chispas mojado, medios y La Extra con Marshall

Hoy la comunidad de Internet (y posiblemente una buena parte de la nacional) se indignó con la foto del Diario Extra con los cuerpos fallecidos de Denis Marshall y su esposa, después del accidente que tuviera en su carro por aparente exceso de velocidad (más de 100 km/h en una pista para 75 km/h).
Es apestoso lo que hace La Extra publicando la foto de Marshall ensangrentado, pero no es la primera vez que lo hacen, y el diario se sigue vendiendo; entonces, ¿a quién culpamos, al medio que oferta lo que le compran o al costarricense sediento de sangre y morbo?
Hace unos días en CulturaCR.NET publiqué una nota sobre el blog Fusil de chispas, del periodista Cristian Cambronero, blog que mereciera el Premio Nacional Pío Víquez de Periodismo, y con el que se proyectara en un concurso internacional para ganar como "el Óscar de los blogs en su categoría", en sus propias palabras.
Ese artículo me mereció el insulto del mismo Cambronero y de una cadena de seguidores incondicionales (incluyendo gente de Redcultura que aprovechó para tirar pedradas como la mismísima Eunice Báez, quien fuera la periodista extrella del medio) que se "indignaron" ante mis suposiciones sobre el presente y el futuro del blog, que evidentemente está abandonado; excepto cuando a Cambronero le conviene. El debate se hizo largo en las páginas del sitio, pero más allá de los pormenores y las acusaciones hacia este servidor o hacia el mismo Cambronero, para mí quedó claro que el comentario soberbio del periodista hacia mí lo puso en evidencia con múltiples razones que esbozaron luego los participantes con respecto a la responsabilidad de los medios y sus periodistas. Incluso en su blog aún llegan a decirle cosas desagradables al señor, sin que este ni siquiera haya cerrado los comentarios del blog, tal su arrogancia.
Hubo quien incluso me acusó de hacer el artículo adrede para lograr visitas al sitio, es decir, con carácter efectista; Cambronero mismo lo dijo, olvidando por completo que su blog fue en esencia un medio efectista durante el tiempo que duró. Y aunque tengo mi conciencia tranquila en la medida que jamás pensé lograr semejante efecto entre el que se me develó como un séquito de seguidores, o el mismo Cristian; sí me quedó claro que afloraron las contradicciones y digresiones sobre el papel actual del periodismo, y lo que realmente somos los costarricenses.
Si bien yo no quise aprovecharme -honestamente- de la fama del "gran" Cambronero, sí sé que La Extra sí quiso vender sus 169 mil diarios con la foto de Marshall ensangrentada. 
Ahora bien, en el fondo, de quién es la culpa de todo, ¿del emisor por escribir "tendenciosamente" sobre Fusil de chispas, el blog abandonado que fuera premio nacional y candidato a los óscar de los blogs, o por publicar una foto desagradable de una persona muerta, o de los costarricenses en general por alimentarse de violencia y morbo? ¿Acaso no es la prensa quien se alimenta siempre de ese morbo en todos los temas para vender? ¿Acaso no fueron los costarricenses quienes reprodujeron con morbo de pleito el artículo que escribí sobre el Fusil en CulturaCR.NET, en todas las redes? ¿Acaso lo que yo escribí es mentira o la muerte y su tragedia de Marshall es diferente? No lo sé, la comparación por mucho está desentonada y no concuerda, claro, con las dos realidades. Lo de la Extra es repugnante, lo mío fue un pleito que se generó a partir de un chiquillo malcriado a quien le dijeron que su juguete está sucio y abandonado.
No exculpo a La Extra (ni La Teja ni Al Día), tengo años de no fijarme siquiera en sus portadas, sé que lo que venden me repugna. Protesto también por lo hecho contra la memoria de un ser humano valioso para el país, pero hurguemos también en la responsabilidad que tenemos como una sociedad mugrosa, morbosa, decadente e individualista... Pensemos realmente que si la fórmula del Fusil de chispas fuera siempre exitosa yo andaría rebuscando séquitos y haciendo escándalos para ganar visitas, pero CulturaCR.NET es mucho más grande que eso y el 99% de su contenido vale mucho más que un artículo.
Ahora bien, también debemos analizar el aporte educativo de los medios a la sociedad. Un medio que se enriquece con la violencia y el morbo, ¿aporta algo valioso al país? ¿Un blog que deja a sus seguidores tirados por orgullo y no les contesta nada, no se excusa, pide permiso, avisa por lo menos; en otras palabras: que no respeta a sus lectores, construye en un país donde la crítica es necesaria, así como el aporte a la generación de información y análisis?

6 comentarios:

Cristian Marcelo Sánchez dijo...

Estimado Geovanny: Creo que lo que pasa con la extra es algo lógico, sobre todo en un pueblo que ha perdido la sensibilidad, que se ha hundido en el canibalismo del consumismo y el tener. Estamos cayendo en vacío, como paracaídistas sin paracaídas. Extrañamente la poesía no salva, pero por lo menos hace más sensibles a los seres humanos. Saludos!

Geovanny Debrús Jiménez dijo...

Así es Cristian, la poesía no salva, pero mejora. Escribamos poesía entonces...

Francotiradora dijo...

Puta Debrús, permitime darte la mano... concuerdo completamente. Vos y yo no hemos dado durillo algunas veces, pero sos un chavalo que me agrada porque dás de frente y además "salvás seres que sufren", eso me agrada, la sensibilidad y la expontáneidad que tenés.

Lo de la extra es hasta necio, pero el asunto con Fusil... lo pusiste en su lugar, el mae estaba crecido y no hay que ser muy profundo para suponerlo, lo hizo solo por posicionamiento...

Saludos,

Davos dijo...

No me deja de parecer que lo que publica la Extra es parte de lo que debe ser publicado, si no lo queremos ver no lo vemos pero son cosas reales, son cosas que pasan. La gente sangra, se desmiembra, le disparan y las balas provocan heridas.
Los que no estamos a gusto con eso podemos comprar los obituarios y listo.

Nanotico dijo...

Las portadas de la extra son sólo una cara de la misma moneda. Ese medio de (des)información es fiel representante de un mundo frívolo,donde las ganancias están muy por encima del ser humano, donde impera el egoísmo, lo vanal, lo efímero y los más bajos instintos.
La otra cara de la moneda es el publico. Algunos dicen que la extra y otros pasquines venden porque a la gente le gusta el morbo. El problema es que son los mismos medios de comunicación los que exacerban el morbo, el irrespeto y el egoísmo con la complicidad de un sistema educativo embrutecedor y alienante. El ciudadano promedio ya está condicionado y hará lo desde la escuela se le enseñó: nada, jamás pensará que hay otra forma de hacer las cosas.
Sí, las mutilaciones, las heridas de bala, la violencia son cosas reales. Pero son reales sólo porque estamos tan embrutecidos que las aceptamos, nos acostumbramos y las permitimos. Por qué? Porque esos medios nos dicen que las cosas son así y punto. Es un círculo vicioso.
Cómo romper ese maldito círculo? Indignándonos, negándonos a aceptar que las cosas deban ser así, buscando alternativas.

Geovanny Debrús Jiménez dijo...

Muy bien mi estimado Nanotico, estamos de acuerdo, una cosa es aceptar que la realidad es así, y otra es vivir restregándola en la cara de la gente; que es susceptible de múltiples cosas, desde la depresión, el desencanto social hasta la anarquía que a nadie beneficia. Siempre es prudente y está bien que sepamos y seamos conscientes de la realidad, pero no siempre lo es vivirla solo en su negatividad.