martes, 3 de agosto de 2010

La necesidad de una cultura inclusiva y democrática

En literatura también podemos defender ideales políticos porque, aunque algunos digan la literatura es apolítica (expresión sin sentido por sí misma), la política ronda, se enrosca como serpiente o se endulza como princesa, en todo quehacer humano en sociedad. Dejemos la utopía hipócrita, cabalgar en las esferas de la sociedad también hace fuertes a los creadores de las palabras.

Podemos lograr un cambio y un avance significativos para los escritores si solo nos dejamos de majaderías y empezamos a unirnos como gremio orgulloso, pero maduro. La madurez no es solo una acepción humana, se trata también de adquirir la cualidad de evolucionar y crecer, de mejorar y aportar voces que digan y dejen algo al futuro.

Este comentario viene a colación por el tema de PROARTES. La asesora de prensa del Ministro Obregón, Lorna Chacón, nos aclaró desde el despacho del Ministro, que PROARTES no puede cambiar este año, pero que está en estudio para hacer los cambios pertinentes el próximo año 2011.

Desde la anterior administración, con María Elena Carballo, le preguntamos y solicitamos expresamente la necesidad de incluir literatura y artes plásticas fueran incluidas en PROARTES. Ella dijo que lo estudiaría, pero quedó en nada hasta ese momento.

Obregón fue interpelado por este servidor antes de iniciar su ministerio y dijo no conocer sobre la exclusión, pero que apoyaría deshacerlo. Así lo manifestó en entrevista reciente en el sitio que ustedes conocerán. La única diferencia notable es que él dijo "próxima convocatoria" pensando que sería el próximo año, pero en realidad son DOS por año. La iniciativa sigue completamente VIVA y URGENTE.

Obregón mantiene su criterio de una cultura inclusiva y amplia hasta el momento y somos del criterio que, administrado o no por el Melico Salazar, PROARTES debe ser para TODAS las artes. Todos deben saber que ESCRIBIR una obra literaria es mucho más que publicarla y dedicar tiempo a un proyecto de arte plástico es mucho más que verlo expuesto, como estructurar una obra escénica es mucho más que presentarla en las tablas.

Como escritores nos toca defender el propósito establecido, entender que como escritores podemos recibir una subvención para desarrollar nuestra obra y darle valor en la imaginería cultural que estamos creando incansablemente.

Y apenas estamos empezando.

9 comentarios:

Roberto Chacón (en FB) dijo...

No hay nada "apolitico" un acto tan sencillo como jalar la cadena esconde política... solo hay que ir tras bambalinas y hacerse unas cuantas preguntas.

Mae moto (en FB) dijo...

Geovanny yo creo que a los escritores les encanta ser populares, y la política no es un tema popular. Para tomar un dato interesante, la abstención en las elecciones pasadas alcanzó un 31%.

Del 69% de electores, y viendo las reacciones de l ...as personas, se puede estimar que la mayoría de estos no saben mucho de política, puesto que apoyaron a un partido que no les representaba.

Y creo que en el fondo el problema va más allá de los escritores, sino que tiene que ver con la gente.

Geovanny Debrús Jiménez dijo...

Roberto, nada es "apolítico" aunque lo pretenda. Por ahí va en otro sentido.

Mae, no ese el tema del "post", se trata de algo más.

El 69% no son lectores. ojalá lo fueran. El tema es la relación de escritores y política, PROARTES y otras cosas que el "post" dice.

Adrian dijo...

Me parece muy necesaria la inclusion y en buena hora pero a nadie se ha puesto a ver que uno va a la escuela y al colegio 11 anios y le ensenan idiomas y no los aprende ni el mismo ingles y el espanol no hay cultura de lectura lo que hay son lecturas obligadas para los examenes siempre.
La pregunta es como llegarle a la gente desde pequenos para que las letras sean aprecidas como se debe, mas ahora que contamos con herramientas electronicas que hasta la escritura en unos 50 anios talvez ni se ocupe tanto porque todo estara en Los sistemas informaticos. Quien sabe pero la forma en que se ensena en CR no es proactiva y no se sabe vender como las otras artes pero la inclusion es un gran paso.

FRANK RUFFINO dijo...

Amigo escritor Debrús:

Definitivamente hay grandes carencias en esta cultura tan exclusiva, por ello tu escrito es un buen llamado de atención o tómese para muchos como un buen jalonazo de orejas. Esperemos que todos los que tenemos que ver con algún medio de comunicación, llámese periódico, blog, revista digital, etc, aporte su granito de arena como lo hace el anfitrión de este espacio y en su revista en internet.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

roncahuita dijo...

Totalmente de acuerdo. Nada de excluir a ningún artista.

Los escritores jóvenes no tienen más estímulo que su propia imaginación, poque apoyo oficial...¡Nada!

Es necesario que este país haga un aporte significativo a la literatura universal.

roncahuita dijo...

Nadie-aunque se lo proponga. puede ser apolítico, estoy de acuerdo.
Cuando un autor escribe una historia con la intención de entretener y nada más, asume que todo está bien y que por tanto no hay que cambiar nada, ni criticar nada ni cuestionar nada. Esa es una posición política.

Wílliam Venegas dijo...

Debrús: He leído sus artículos, no solo este último, y encuentro en usted una preocupación muy válida por una actitud inclusiva hacia el arte. Parece que ese es su sino. Pero, igual, no hay que esperarlo todo del Gobierno. Cuando a los gobiernos llegan incultos, qué podemos esperar, a los neoliberales solo les interesa ver pizarras con resultados macroeconómicos. Si no les interesa financiar la educación o favorecer a los pobres, qué podemos esperar que hagan para la cultura. Y creo que el Ministro de Cultura actual lo sabe bien, pero le gusta estar ahí.

Postdata: alguien le preguntó algo en mi blog, no recuerdo ahora, creo que fue Chismiticos.

Wílliam Venegas dijo...

Vamos, Debrús, anímese a quitar la moderación y aprobación de comentarios. Es una especie de censura previa. Deje que escriban (o escribamos). Luego usted borra si se incumplen las condiciones del blog, pero después, no antes.