jueves, 8 de mayo de 2008

Un poema para empezar

En este blog pondré de todo un poco, poesía, relato breve, ensayos breves, artículos de opinión y hasta anuncios. En esta ocasión, para empezar la historia de esta criatura, les obsequio un poema que escribí hace días, a una hora parecida a la que en este momento destino para abrir esta página vacía que, no me queda duda, pronto estará destilando palabras. Entonces un poema a las cinco de la mañana:

Un poema a las 5 am

Qué se necesita para escribir un poema
a las cinco de la mañana
sin dormir abrazado ni tener el regazo de unos ojos al amanecer
entre la penumbra
y la ilusión de una luz por la ventana
deshilándose para llegar.

¿Acaso el hueco de una esperanza
en el tímpano
cada vez que se anuncian unos yigüirros
y te permites estirar el músculo de la fe,
ciega profeta que discurre tácita
entre las venas y el alma?

¿Cuándo puedes dejarlo irse solo
al bendito poema de las cinco
para que diseñe su propio aire
en la bocanada de tantas palabras
que se olvidan
cuando las quieres escribir?

¿Será que necesitas
solamente estar despierto?

1 comentario:

Asterión dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.